Menu

Tapones para los oídos: Diseños y Usos

0 Comment


Los tapones para los oídos se han utilizado durante cientos de años a medida que las personas aprendían a fabricar tapones caseros de arcilla o cera para proteger sus oídos del ruido, el polvo o el agua. Hoy en día, una variedad de materiales y diseños modernos están disponibles, y cada uno se adapta a una condición ambiental particular. Los tapones para los oídos están disponibles comercialmente para actividades específicas como nadar, viajar en avión, ambientes de trabajo ruidosos, dormir, asistir a conciertos de rock, disparar y montar en motocicleta.

Para indicar las capacidades de reducción de ruido de cualquier tapón auditivo, se ha desarrollado un sistema de Reducción de Ruido (también conocido como NRR). Esto le indica al usuario la reducción de ruido en decibelios que se puede esperar y es una información esencial a la hora de elegir los conectores adecuados para cada actividad. La mayoría de los tapones para los oídos, cuando se insertan y usan correctamente, pueden producir una reducción de 25 a 35 decibelios en el ruido, pero es esencial estudiar la información del fabricante para ver la NRR exacta. También hay que tener en cuenta que cualquier ruido sostenido superior a 80 decibelios puede provocar una pérdida de audición y que cualquier ruido superior a 140 decibelios puede causar daños instantáneos, incluso una pérdida total de audición. Para ampliar información sigue estos consejos antes de usar tapones

Los tres diseños principales de tapones en la actualidad son de espuma, cera moldeable o silicona, y tapones con bridas. Cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas y se adapta mejor a ciertas actividades que a otras.

Los tapones de espuma están disponibles como tapones desechables de un solo uso o como un producto reutilizable que se puede lavar e insertar varias veces. Se insertan en el canal auditivo enrollándolas cuidadosamente entre el pulgar y el índice para que sean lo suficientemente pequeñas como para entrar en el canal auditivo; las manos deben lavarse cuidadosamente antes de insertar cualquier tapón para evitar introducir bacterias en el canal auditivo. Al enrollar el tapón de espuma, evite doblar la espuma, ya que esto permitirá que el ruido penetre en el oído y disminuirá la eficacia del dispositivo. La parte superior de la oreja se debe tirar suavemente hacia atrás y hacia arriba con la mano opuesta – esto abre el canal auditivo – luego el tapón de espuma comprimida se desliza suavemente dentro del canal y se mantiene en su lugar mientras se expande para llenar y proteger la oreja. Una pequeña cantidad de espuma debe sobresalir, suficiente para poder agarrar y sacar cuando ya no se necesite el tapón. Los tapones de espuma son baratos, razonablemente cómodos y fáciles de usar y son ideales para periodos cortos de uso y situaciones en las que el usuario no se preocupa por la calidad del sonido.

Los tapones moldeables de cera o silicona son bolas de masilla que se pueden ablandar y moldear entre el pulgar y los dedos para formar un tapón cónico que se adapta a la forma de la oreja del usuario. El tapón cónico se introduce suavemente en la entrada del canal auditivo y, si se inserta correctamente, producirá un sello a prueba de agua que protege al oído del agua, el sonido y los contaminantes. Valorado por los nadadores por sus cualidades de impermeabilidad, puede ayudar a mantener el canal auditivo libre de agua mientras se encuentra en la piscina o en el mar, ayudando así a prevenir el oído de nadador, una infección del oído causada por la entrada de agua en el canal auditivo. Los tapones de cera son generalmente mejores para dormir ya que el calor del cuerpo suaviza la cera, aumentando la comodidad y la calidad del sueño. Sin embargo, para nadar al aire libre en climas cálidos, el silicio puede ser una mejor opción, ya que el calor del sol no se derrite ni cambia el ajuste del tapón.

Los tapones bridados son a menudo llamados’músicos’ o’hi-fi’, ya que son los preferidos por los músicos, ingenieros de sonido y amantes de la música. Esto se debe a que este tipo de tapón está especialmente desarrollado para bajar el volumen del sonido sin cambiar la percepción de toda la gama de frecuencias. Esto permite una apreciación de la música sin el daño auditivo que pueden causar los grandes volúmenes en conciertos y ensayos. La estructura de un tapón embridado está especialmente diseñada para utilizar un pequeño diafragma que reduce las bajas frecuencias mientras que otros componentes fabricados con diferentes materiales absorben las frecuencias más altas. Generalmente son más caros que la espuma o los tapones moldeables debido a su compleja estructura y diseño, y sólo pueden reducir los volúmenes hasta 20 decibelios (consulte la cifra exacta en el embalaje de cada fabricante), por lo que no se recomiendan para niveles de ruido muy altos. Los tapones embridados tienen una larga vida útil, se pueden volver a usar una y otra vez y, por lo tanto, si se cuidan y limpian con regularidad, pueden seguir siendo un producto eficaz y asequible para determinadas situaciones.

El tapón para los oídos puede ser visto como un dispositivo indispensable y portátil que puede ser usado de muchas maneras para salvar la audición y proteger a los oídos de otros factores ambientales dañinos. Deben utilizarse siempre según las indicaciones del fabricante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *